Parábola el león y la gacela

Cada mañana una gacela se despierta en África. Inmediatamente comienza a darse prisa y correr. Ella sabe perfectamente que debe correr más rápido que todos los depredadores para mantenerse viva y no caer en sus patas despiadadas.

En África, al amanecer, un león se despierta. Él también comienza a correr. Pero a diferencia de la gacela, él corre para encontrar su propia comida.

Si no quiere morir de hambre, necesita correr a tal velocidad para alcanzar incluso a la gacela más rápida.

Entonces, no importa quién seas, un león o una gacela, pero si ha llegado un nuevo día, ¡mejor apúrate!

Loading...